DEL BASTIDOR A LAS CALLES: Entrevista con Letib
16 octubre, 2016
Escrito por: Valentina Allan
Categoria: Argentina
visto: 1721 Visto

En nuestra sección de emergentes tenemos a Letib, una artista argentina que pinta en las calles desde hace 3 años. Su sensibilidad por el arte empezó desde muy chica, pintando desde hace más de 10 años en bastidores. Su estilo parece una mezcla de trementina y poesía, a pesar de que se adaptan al nuevo formato, sus obras de arte callejero traen de manera implícita la profundidad del bastidor. Poses danzarinas y texturas en la obra de Letib.

¿Qué te motivó a pintar en las calles? Cuéntanos la historia de la primera vez que pintaste en la calle y el por qué tomaste la decisión de cambiar de formato y técnica: del bastidor a las calles.

La primera experiencia de pintar un mural me llegó prácticamente de casualidad. Yo pintaba en bastidor desde muy chica, pero jamás había pintado en la calle. Un día (hace 3 años) un amigo y compañero de taller me invitó a un encuentro de muralistas en el barrio de Caseros, para que lo ayudara con un mural. ¡Me acuerdo que cuando llegué y vi la pared me pareció enorme!! ¡Y medía menos de 2×2! Estuve todo el día pintando con él y otros artistas ya que estábamos interviniendo toda una cuadra. Lo que más me sorprendió fue el intercambio y la energía que se generó entre todos los que estábamos ahí. Eso me sorprendió muchísimo, yo estaba acostumbrada a pintar en general sola en mi taller. Y el hecho de que toda esa energía que se genera se comparta es una sensación muy potente. Creo que en ese momento algo me cambió. Esa necesidad de crear y compartir al mismo tiempo.

Además, yo venía pintando en bastidor hacía más de 10 años. Y el cambio que implicó adaptarme a materiales y soportes distintos, trae un desafío nuevo, que, como todo desafío, es divertido.

¿Qué ha sido lo más complejo del cambio de formato? De qué manera has experimentado cambiar el tamaño del lienzo en el que pintas y el cambio de herramientas, del pincel a los rodillos, brochas y aerosol

Lo más difícil del cambio de soporte y sobre todo de dimensiones, en mi caso tiene que ver justamente con que venía pintando miniaturas en óleo. Con mucho detalle y pinceles triple cero. Y de eso pasé de golpe a una dimensión de pared y al principio me costaba adaptarme.

Con respecto a los materiales, me acuerdo que no terminaba de entender la textura del látex y lo terminaba usando espeso como si fuese óleo. Me llevó unos cuantos murales entender la consistencia más líquida que tiene. El color también cambia cuando se seca, y eso es algo que después incorporas automáticamente, pero al principio lo tenéis que pensar.

letib-pensantes

Fotografía vía Letib

¿Quiénes son tus referentes artísticos? ¿Hay algún artista urbano, grafitero o ilustrador que inspire tu trabajo?

Hay muchos artistas que me encantan, que tal vez tienen estilos muy diferentes al mío, como Jaz, Belin o Blu. Pero que igualmente me inspiran y los tomo como referentes. También hay otros que admiro y de los cuales trato de aprender el manejo técnico que tienen como El Marian o Ever. Creo que uno aprende de todo lo que enriquece técnica o expresivamente

¿A dónde te gustaría llegar con el arte urbano? ¿Cuáles son tus sueños al respecto?

Como proyecto o sueño a futuro me gustaría viajar pintando y dejando una obra en cada ciudad a la que vaya. Realmente no tengo ambiciones de fama, o de pintar el mural más grande o más alto. Pinto por el disfrute y la necesidad de hacerlo. Por disfrutar el proceso, no por estar pensando en un objetivo definido a futuro. Si puedo pintar, y a eso le sumo el hecho de viajar, conocer lugares y personas, conectarme desde el arte y el intercambio, eso es un fin en sí mismo.

letib-danzantes

Fotografía vía Letib

¿Cómo es tu proceso creativo, dibujas y luego pintas, improvisas, primero seleccionas el muro?

Cada mural que encaro es distinto, a veces lo primero es la idea de lo que quiero pintar. A veces más que la idea o el concepto, el disparador es la imagen visual, la forma. A veces llega primero la pared, y veo qué me inspira el lugar, el formato, el tamaño, si está blanca o manchada, o agrietada. A partir de eso suelo definir un boceto aproximado, que a veces está más cerrado y a veces sólo tengo definidas algunas cosas y el resto lo voy decidiendo sobre la marcha.

Cuando arranco el mural, primero dibujo, muchas veces con un color contrastante y cuando empiezo a pintar, dejo a la vista la línea de este dibujo, trato de no taparla, o sino la resalto al final. Me encanta el trazo del dibujo y jugar con el recorte de la forma por momentos.

También a veces me gusta usar el látex súper aguado y dejarlo que chorree. Me gusta la textura, no me gusta alisar la pincelada, siento que de alguna forma le quitaría profundidad. Creo que la pincelada tiene carácter y personalidad en sí misma, y es el reflejo directo de la intención inconsciente que uno tiene cada vez que pinta.

¿Cómo definirías tu estilo?

No sé si puedo definirme con un estilo. Creo que tengo una base muy “pictórica” por decirlo de alguna forma, y eso se nota. También la pincelada más cruda por momentos está muy presente. Creo que mi estilo sigue mutando, al menos desde mi subjetividad. Seguramente visto con perspectiva, hay un hilo conductor en todo lo que pinto.

letib-procesos

Fotografía vía Letib

¿Qué significa pintar para tí, hay algo escondido detrás de cada trazo que quieras decirle al mundo, un mensaje que quieras comunicar? o es una necesidad de expresión netamente

Para mí pintar es un acto de honestidad conmigo misma. No hay un mensaje intencionalmente escondido en lo que pinto. No hay una intencionalidad por fuera del hecho de pintar. Para mí el valor más grande no es la obra, sino el momento en que la estoy realizando. El vínculo que se genera en ese momento entre la obra y yo, o entre la obra y la persona que la mira. Yo creo que cuando uno hace algo con honestidad y entrega, el resultado se aprecia y le llega a la gente porque hay una percepción sensible en todas las personas, en mayor o menor medida. Y creo que en esa sinceridad está el valor de lo que uno hace. Creo que pintar es en definitiva un acto de amor.

¿Que ha sido lo más enriquecedor de pintar con otros artistas? ¿Cómo adaptas tu estilo para trabajar en conjunto?

Lo más enriquecedor de pintar con otros artistas es el intercambio. Compartir la experiencia, aprender y enseñar. También se generan lazos muy especiales. Conoces gente distinta, con diferentes estilos, formas de pensar, de encarar sus obras, que comparten distintas vivencias. Cada uno aporta algo. Justamente esta semana participé en un proyecto que se llama Ruta de Murales. Éramos más de 45 artistas locales y de otros países de Latinoamérica. Subdivididos en grupos de 5. En mi grupo cada uno aportó algo desde su estilo y experiencia. Los cinco teníamos estilos completamente distintos. Pero en vez de unificarlos, aprovechamos esa diferencia y jugamos mucho con la oposición. Es divertido trabajar en grupo porque te saca de lo conocido. Tienes más herramientas en juego y el resultado es más impredecible.

letib-pareja

letib-mujer

letib-streetart-argentina

Compartir este artículo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEL BASTIDOR A LAS CALLES: Ent…

Sombras de la profundidad. NIC…

Luxor

Suscribete

Entérate de lo más destacado de la gráfica latinoamericana, artistas, convocatorias, eventos y lanzamientos.

Recomendados de la semana
DEL BASTIDOR A LAS C…
Argentina
Ver más
Sombras de la profun…
Argentina
Ver más
Luxor
Argentina
Ver más
LO + VISTO

Todos los derechos reservados © Grafica Mestiza 2016
Diseñado y Desarrollado por: www.neuromedia.com.co