Onesto: La calle tiene posibilidades infinitas.
14 junio, 2016
Escrito por: Marialina Mavizu
Categoria: Brasil
visto: 1545 Visto

Entrevista con Onesto por Mavizu.

Un artista multifacético, que así como pinta murales en grandes festivales, edita fanzines, escribe alguno de sus 72 tags en cualquier espacio que se le atraviese, crea esculturas, canvas y grabados… Ese es Onesto, un graffitero brasilero con más de 20 años en este mundo del aerosol, el único y más prolífico miembro del crew 72 DIESEL -72 Delinquentes Infantis Especialistas Sobre Estilo Livre- y uno de los miembros de APC.

Tuve la oportunidad de entrevistar a Onesto en su reciente visita al Ecuador, conversamos caminando bajo el fuertísimo sol quiteño de un domingo decembrino, mientras yo me las arreglaba para sostener la grabadora de voz y no tropezar en el camino; tal vez la entrevista más entretenida que he realizado hasta ahora, con una pintada de letras incluida.
Hablamos de su graffiti, pero también del graffiti de su ciudad -São Paulo- y de su país -Brasil-, del arte en general, de los sueños y de la capacidad de rebeldía… Les comparto las palabras de quien ha pintado en tres continentes -América, Asia y Europa-, un amante de la transgresión, un graffitero que conserva la capacidad de soñar para crear.

onesto-01-mavizu

Foto: Mavizu. Diciembre 2015

Me habías comentado que empezaste a pintar en el 92, háblanos de esos inicios, ¿qué te llevó a pintar en la calle?
Cuando comencé a pintar yo no tenía mucha información, pero me gustaba mucho lo que veía en las calles de São Paulo y en las películas de Hollywood, porque siempre de fondo aparecían graffitis; entonces esas cosas me inspiraban mucho y me hacían preguntarme ¿cómo debe ser eso de pintar en la calle?

Hasta que un día me decidí, compré dos aerosoles e intenté hacer algo, pero fue bien difícil, aunque yo ya dibujaba bastante en papel pero no sé.. me faltaba algo, el toque del graffiti y yo no lo tenía cuando pinté la primera vez en la calle. En esa ocasión escribí el nombre de una banda de rock que me gustaba: The Smiths, pero me faltaba más información, algo más del universo del graffiti…

Luego de un tiempo empecé a estudiar artes en una escuela técnica en la que había mucha gente que hacía graffiti, y además de estudiar las materias tenía ese contacto con otros artistas, y ahí si me sentí más seguro para comenzar a pintar de lleno en las calles, por ahí de 1992-1993.

¿Y qué era lo que se veía de graffiti en las calles de São Paulo de esa época, qué referentes te motivaron?
Había muchos trabajos de Os Gêmeos, Speto, Vinho, los estenciles de Ozi, cosas de Rui Amaral, las cabezas de extraterrestre de John Howard -que aunque ya es un viejito sigue pintando-, su trabajo es bien emblemático y a mí me gustaba mucho en ese tiempo.

Mas la influencia que yo tuve fue principalmente de la línea del hip-hop, estos compañeros de la escuela me avisaban de eventos y yo al principio iba solo a mirar, para aprender de técnica; luego vino una etapa de armar grupos de amigos y salir a pintar los fines de semana. La información llegaba de esa forma, de intentar hacer un trazo, de experimentar con una forma y pasar a la siguiente; en esa época no llegaban muchas revistas o videos, no había casi nada.

Ayer hablábamos de que Brasil es un país que se mira mucho a sí mismo, se podría decir que la escena cultural del país se desarrolla hacia lo interno. ¿Crees que esa dinámica también se da en el graffiti brasilero, o más bien que esa característica haya tenido que ver con un desarrollo particular de la escena brasilera del graffiti?

Creo que sí, todos los artistas de graffiti de mi época por tener poca influencia externa y poco acceso a información, pudieron crear nuevas formas de pintar en la calle. Esa fue una dinámica muy interesante porque ellos consiguieron desarrollar técnicas, estilos e ideas de qué pintar en la calle.

También una influencia muy importante fue la de Barry McGee (Twist), quien llega al Brasil en 1994 para hacer una residencia artística en São Paulo y Bahía y entra en contacto con Os Gêmeos, ese intercambio y amistad que desarrollaron influyó en que se transformara el pensamiento de muchos quienes pintábamos en esa época. Se empezaron a ver personajes en blanco y negro en la calle que hasta entonces ni imaginábamos que eran posibles de hacer; letras muy bien hechas, mucho tag*… Porque Barry McGee es un maestro en todas las disciplinas del graffiti, hoy él hace más trabajos para galerías, con un estilo geométrico; pero en esa época era personajes, letras y tags. Era increíble andar por el centro de São Paulo, detenerse para usar un teléfono público y ver su tag ahí, o un sticker, que también pegaba mucho. Barry se quedó unos tres meses en Brasil, y en ese tiempo cambió la mente de todo el mundo con esa dinámica de pintar todo el día cosas muy variadas -también hacía fanzines por ejemplo-, toda esa influencia fue increíble.
*Firma

Barry McGee

Barry McGee

¿Y actualmente, qué consideras hace única a la movida graffitera en São Paulo?
La pichação, que es única en toda la escena mundial de graffiti. Por más que haya buenos artistas pintando, la verdad es que la pichação es la que atrae la atención de todos. Cualquier persona llega a São Paulo por primera vez queriendo conocer sobre la escena del arte urbano y el graffiti, ve la pichação y queda deslumbrada e impactada con el volumen y la osadía de los pixadores que escalan edificios y crean una estética propia de letras alargadas, siempre en paralelo con la arquitectura de los edificios y la ciudad. La pichação además es una práctica que también ha influenciado en quienes pintan de otras maneras en la calle, no hay cómo no ser influenciado por ella.

Foto: Mavizu. São Paulo. 2015.

Foto: Mavizu. São Paulo. 2015.

¿Qué piensas diferencia tu trabajo del de otros grafiteros brasileros? Y bueno, no solo en la calle porque también has experimentado con escultura, fanzine, canvas, grabado, etc.
Creo que cuanto más conocimiento tiene un artista, sin importar la disciplina en que se desenvuelva, mejores propuestas va a crear. Cuanto más estudio, más me doy cuenta que la calle tiene posibilidades infinitas, no solo trabajos con aerosol o tinta; con cualquier material al que tenga acceso creo que puedo desarrollar un trabajo interesante y proponer una idea que llame la atención.

 

Los personajes que creas, esos seres de cabellos alborotados con extremidades flaquitas y cuerpos rellenitos al mismo tiempo, ¿de dónde salen?
Ah, eso es influencia del comic y los dibujos animados, porque siempre me ha gustado ver y realizar animaciones; y también por la influencia del graffiti, todos los buenos artistas que he conocido tenían un estilo propio, entonces yo empecé a trabajar esa idea: algo que me represente y que no tenga la necesidad de colocarle mi firma, porque la imagen ya refleja que es mi trabajo. Inclusive en las letras, cuando hago un pixo*, un throw-up** o un wildstyle**, estos deben tener ciertas características para que la gente diga: ese estilo es de Onesto.

Mural de Onesto. Festival Detonarte, Ecuador. Diciembre 2015.

Mural de Onesto. Festival Detonarte, Ecuador. Diciembre 2015.

Siempre he creído que todo buen artista de graffiti tiene que saber todas las disciplinas, como era antiguamente; saber cantar, bailar, mezclar música y hacer graffiti. Aunque nunca practiqué todas, siempre me interesé y fui cercano a esos otros artistas.

* Caligrafía para firmas (tags) desarrollada en São Paulo.
** Letras sencillas realizadas con aerosol en uno o dos colores.
*** Estilo de graffiti que se caracteriza por el uso de flechas y la sobreposición de letras.

¿Y porqué 72 nombres distintos?
Para tener más libertad y que no me lleven preso. No esa cosa de “ah, es Onesto!”, no, para mí un graffiti es anonimato, secreto, transgresión y con esos otros nombres puedo hacer lo que quiera sin la preocupación de que alguien va a saber que fui yo.

La ilegalidad del graffiti es algo que me motiva, poder llegar a ese muro ahora (señala una pared mientras caminamos) y poner un nombre tiene esa cosa de estar libre.
Crear métodos para no ser arrestado y pintar donde quiera es lo que encuentro más interesante, es por eso que hago graffiti, si un día fuera una práctica legalizada no me interesaría más. Cuando participo de festivales como el Detonarte no me siento haciendo graffiti, aunque esté usando aerosol, lo que estoy haciendo es un mural. Por más que sea la misma técnica que utilizo para hacer mis personajes en la calle, es otra historia porque tengo un soporte que me proporciona otras condiciones, en la calle no, tengo que pintar en 15 minutos.

¿Con tanto tiempo pintando y viajando por distintos continentes, que consideras que caracteriza a la escena latinoamericana del graffiti?
Hay mucha diferencia, porque las influencias son otras. Quien hace graffiti en Latinoamérica es muy influenciado por su cultura, cosa que no pasa en Europa por ejemplo, por lo menos yo no veo eso allá. Veo buenos técnicos, ellos tienen una técnica increíble pero no intentan transmitir un mensaje o colocar una idea en la calle. Son pocos los artistas que se destacan y esos son los que tienen una mayor vinculación con su cultura y con sus creencias, eso es algo muy interesante que debería ser más explorado.
Pero también en Latinoamérica hay quienes no quieren saber nada de eso y solo desean colocar su nombre o un símbolo en la calle, y eso también está bien, no tiene un valor menor, únicamente es otro camino.

¿Qué opinión tienes del graffiti en el Ecuador?
Lo poco que he visto me ha gustado mucho, creo que las condiciones acá para pintar son otras y eso también influencia la escena, entonces no es en todo lugar que se ve un estilo o un trabajo interesante; porque lo que me atrae más son las cosas hechas rápidamente, no le pongo mucha atención a murales muy elaborados, sino que me interesa un tag, un throw-up, eso me despierta. Veo que acá en Quito hay muchos buenos artistas enfocados en el vandalismo y eso es muy bacán, me gusta mucho y me inspira, por eso es que ahora voy a hacer unas letras.

En este momento la entrevista entra en pausa, Onesto abre su maletín para sacar aerosol negro y naranja; es mediodía en un tranquilo parque de barrio y Onesto empieza a trazar con ambas manos una bomba.

Foto: Mavizu. Diciembre 2015.

Foto: Mavizu. Diciembre 2015.

¿Por qué es importante el vandalismo?
Creo que lo importante es la transgresión, porque no se está atado a métodos o reglas. La transgresión permite contestar y hacer cosas que te dejan un poco más libre de este sistema en que vivimos. Por eso es que es importante estar siempre dispuesto a ir contra algunas cosas, no estar tan domesticado, creo que esa es la importancia del vandalismo. Contra un sistema, una forma de gobierno e inclusive contra la propia vida que se lleva, hay que armarse de valor y tirar todo por la borda para proponer otras ideas, es eso.

Luego de 26 años pintando, ¿qué consejos puedes dar para quienes están empezando en el graffiti, qué cosas has aprendido que creas importante transmitir?
La única cosa que he aprendido en todos estos años es que nunca hay que dejar de ser quien se es, hay que hacer las cosas que a uno le gustan y que uno quiere, por más que en algún momento parezca que no tiene sentido o que muchas personas te digan que estas equivocado y que el graffiti no lleva nada, igual tienes que hacerlo. Y no solamente hablo del graffiti, hay otras cosas en la vida, no sé, ser piloto de avión… la única persona que puede prohibirte realizar ese sueño eres tú mismo, si se tienen las ganas se puede conseguir, vas a crear medios, vas a estudiar. Lo que he aprendido es eso, nunca dejar de ser yo mismo ni dejar de creer en mi trabajo, siempre intentar realizar mis sueños aunque se demoren en concretar, un día llegan…

Foto: Mavizu. Diciembre 2015.

Foto: Mavizu. Diciembre 2015.

Compartir este artículo en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Una respuesta a “Onesto: La calle tiene posibilidades infinitas.”

  1. […] En este fin de semana les recomendamos el video “Mundo Carbono” producido por Alex Hornest, mejor conocido como Onesto. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Onesto: La calle tiene posibil…

Andy Hope

Suscribete

Entérate de lo más destacado de la gráfica latinoamericana, artistas, convocatorias, eventos y lanzamientos.

Recomendados de la semana
Onesto: La calle tie…
Brasil
Ver más
Andy Hope
Brasil
Ver más
LO + VISTO

Todos los derechos reservados © Grafica Mestiza 2016
Diseñado y Desarrollado por: www.neuromedia.com.co